5 inseguridades que pueden frenar tu felicidad

inseguridades para la felicidad

Sentirse insegura en algún momento es normal, a todas nos ha pasado y a todas nos va a pasar, pero es importante que esa inseguridad no le ponga frenos a tu felicidad, por eso es muy importante aprender a detectar que te hace sentir así, qué sentimientos son capaces de frenar tu felicidad y aprender a gestionarlo.

Siempre he pensado que gestionar no es una palabra que se deba emplear con sentimientos, ya que los sentimientos se viven no se administran ni se gestionan, pero cuando se trata de inseguridades Miss Friend, aquí si debemos aprender a gestionar. El primer paso como comentaba antes es identificarlo y para ayudarte te voy a dejar aquí un pequeño listado con 5 inseguridades muy habituales entre mujeres.

  • Inseguridad física:

¿Cuántas veces te has mirado al espejo y no te ha gustado lo que has visto? Un michelín que asoma por debajo de la camiseta, una nariz algo más larga del estándar de belleza, unos ojos demasiado pequeños, estatura baja…

Si tu físico te hace sentir mal, si aún te miras y sientes deseo de cambiar algo, entonces es que sientes inseguridad hacia tu físico, ya sea un rasgo de tu rostro o de tu cuerpo. 

Hoy en día todo o casi todo se puede cambiar ya sea con ejercicio, dieta o con operaciones estética, pero te avisamos, si no es un problema de salud ¡ninguna de estas es la solución! Antes de tomar una medida que te lleve a ese cambio que buscas, es muy importante que te sientas bien contigo misma y que aprendas a quererte tal y como eres.

Si no lo haces caerás en la frustración y tal vez también en la obsesión. Pasa mucho con las operaciones estéticas que, si no hemos aprendido a querernos antes, después de un cambio querremos otro y así sucesivamente. Esto es un error pues no te hará más perfecta, sino que terminará con tu verdadera esencia.

  • Inseguridad causada por los celos o la envidia:

En otro artículo mi compañera Sara ya habló sobre la envidia y sobre lo negativo que es no saber gestionar este sentimiento, es muy interesante y te recomiendo que lo leas aquí.

Si te comparas constantemente con otra persona que tiene más, que logra más, que siempre es mejor, es probable que tu inseguridad sea causada por celos y por envidia. Es probable que te sientas inferior, pero esto sucede solo por una cosa: no estás valorando las cosas positivas de tu vida sino que te estás comparando constantemente.

Te invito a cerrar los ojos y pensar en todas las cosas buenas que tienes, a evitar comparar y a ser consciente de que no todas las personas somos iguales.

  • Inseguridad laboral

¿Pasan los años y sigues en el mismo puesto de trabajo? ¿Sientes que no avanzas? ¿Qué no estás dando la talla? ¿Crees que no eres lo suficientemente buena para merecer más responsabilidad o un ascenso? 

Si te haces estas preguntas es probablemente porque tu inseguridad tenga que ver con el trabajo o con tu situación laboral. Esto puede deberse a que crees que no dispones de la formación o de los conocimientos suficientes y esto Miss Friend, tiene una gran solución. 

Hoy en día hay cientos de cursos gratuitos que te ayudarán a formarte en cualquier campo, se trata de dedicarle tiempo y ganas. Otra opción es atreverse ya que la mejor forma de aprender es haciéndolo y ¿quién sabe? Quizá te des cuenta de que eres mejor de lo que creías.

Si por el contrario la inseguridad es causada por el ambiente laboral o por la filosofía de empresa, entonces es mejor decir adiós y cambiar de trabajo 😉 Atrévete a emprender.

  • Inseguridad con respecto al futuro

Esta inseguridad es muy común y va muy ligada con la típica frase de “no sé que hacer con mi futuro”. Si sientes miedo o incertidumbre hacia donde va tu situación laboral o personal, si debes ascender, si debes formar una familia… Entonces es que estás sintiendo inseguridad con respecto a tu futuro.

Esta inseguridad solo tiene una solución: deja de pensar en ello. Tu futuro puede cambiar en un segundo y lo mejor o lo peor es que tú no puedes controlarlo así que deja de preocuparte por lo que vendrá y empieza a vivir el presente.

  • Inseguridad en las relaciones sociales

¿Te cuesta relacionarte? ¿No confías en tus amistades o no las consideras lo suficientemente cercanas? Cuando te presentan a alguien nuevo ¿sientes pánico a no gustar o a no caer bien?

Estos interrogantes pueden denotar una cierta inseguridad en las relaciones sociales, incluso inseguridad a terminar sola o al qué dirán. Si quieres evitar sentirte así, lo que debes hacer es ser tú misma en todo momento. Si te comportas de forma poco natural entonces tendrás una presión continua para ser alguien que no eres y la inseguridad se transformará en frustración.

Ahí fuera habrá miles de personas que encajen con tu personalidad, a lo mejor al principio es complicado, pero te lo aseguro es cuestión de tiempo que encajes con varias personas que te acepten y te quieran como eres y con las que además te encantará pasar tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: