La intuición. Mi pequeña está afónica.

la intuición

¿Os dice algo la palabra “intuición”? ¿es bonita verdad? pues os puedo garantizar que podemos tener esta palabra dentro del repertorio de nuestro vocabulario, pero la mayor parte de las veces le damos de lado. ¡Pobre de nuestra intuición!

Lo único que hace esta parte de nosotras es avisarnos de lo bueno y de lo malo que nos rodea. Sin embargo, el 90% de las veces le decimos “tsss calla estoy pensando” o “no es lógico lo que me estás diciendo, no tiene sentido” y luego pasa lo que pasa y decimos, “lo sabía, sabía que iba a pasar esto” , “¿por qué no me escucho más?” ¿Os suena? Decidme que no somos las únicas… 🙂 

Generalmente, mandamos callar a esta vocecilla por miedos e inseguridades. La mayor parte de las veces tiene razón y de tanto mandarla callar va perdiendo su voz. Como reto de este año, el equipo de Miss Single nos hemos propuesto hacer más caso a nuestra intuición, darle voz, dejarla que grite, ¡qué grite fuerte! 

¿Y sabéis qué? os podemos asegurar que por el momento no nos va nada mal, de hecho estamos más felices que nunca. Por eso, hoy queremos animaros a que os unáis a este desafío junto a nosotras. Queremos contaros cómo escuchar más y mejor a nuestra pequeña «yo afónica» y darle una voz potente ¡Empezamos!.

EscÚchate

Lo más importante es estar tranquila, si has leído bien, solo eso estar tranquila lo cual nos ayudará a ganar seguridad en nosotras mismas y a dejar de intentar racionalizar todo, porque la vida lamentamos deciros que…no es lógica y creemos que esto en realidad ¡es una suerte, porque nos encantan las aventuras!

Por supuesto, sabemos que hay momentos buenos y hay momentos malos pero no podemos evitarlos. Lo que sí podemos hacer es: fluir, escuchar a nuestro cuerpo, dejar descansar la mente de vez en cuando (meditar es algo buenísimo para esto) y cuidarnos. Cuando prestamos más atención a este tipo de señales estamos en concordancia con la vida y nuestros deseos. Des esta manera, podremos acercarnos a lo que nos hace bien y alejarnos de lo que nos daña. 

Podéis empezar por cosas pequeñas, que os resulten familiares y donde generalmente vamos en piloto automático, por ejemplo cuando vais a ver a vuestra miss friend. Antes de que os cuente nada, intentad averiguar cómo se siente ella ese día. También, podéis aplicarlo a otras personas como vuestra madre, padre,  una compañer@ de trabajo que veis a menudo…veréis como la intuición trabaja 24/7 y solo es cuestión de escucharla y entrenarla.

¿Os unís al reto? ¿Os atrevéis? ¡Venga seguro que sí, que sois unas campeonas! Y si lo hacéis… ¡Contadnos cómo os está yendo! ya sabéis que nos encanta leer cada una de vuestras experiencias que decidís compartirnos en vuestros comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: