Y de repente… La crisis de los 30

crisis de los 30

No has llegado aún a los 30 pero de repente… ¡Boom! Tu mejor amiga que ya está casada y ya tiene su piso ¡sí! Se queda embarazada. Allá donde vas parece que todo el mundo tiene su vida bajo control, que todos hablan de familia, niños… Pero ¿tú? Tú no tienes claro ni siquiera que es lo que quieres.

¿Cómo ha sucedido toda tan de repente?. Tú que parecías tener la vida perfecta, que disfrutabas cada minuto, que solo te agobiaba cumplir los plazos en el trabajo, de un día para otro… Ya no sabes lo que quieres. ¿Quieres seguir conociendo chicos? ¿Quieres seguir viviendo aventuras? ¿Quieres estabilizarte? ¿Quieres formar una familia? ¡Ay Dios Mío! ¡Qué de preguntas entrelazadas!

La crisis de los 30

Se supone que comprarse un piso, casarse, formar una familia es un tópico, se dice que la sociedad ha cambiado y que las familias y los estilos de vida ya no se rigen por este tópico, pero entonces… ¿Por qué sientes que tienes que tomar una decisión? ¿Por qué crees que el tiempo se te está echando encima y que tienes que dirigir tu vida en alguna dirección concreta? Ya está tu mente otra vez volviéndote loca, ¡por favor shut up!

Quizá es que quieras formar una familia y sientes que el tiempo apremia, quizá simplemente te agobie no saber exactamente que quieres. Quizá amiga mía tengas que reconocerlo, porque quizás estás sufriendo la famosa crisis de los 30. ¡No! No pongas el grito en el cielo, esto se supera, palabrita de amigas 😉

La crisis de los 30 es esa crisis que muchas personas ahogan en alcohol y que otras muchas personas mantienen en secreto. No se suele hablar de ella, es una crisis tabú, pero es más común que la gripe.

Si no la has vivido, quizá esté al acecho o llegue con un poco de retraso pero si llega, no dejes que te vuelva loca porque no saber lo que quieres no tiene porque ser malo, porque lo que de verdad te debería preocupar es no disfrutar de cada minuto y porque la vida te va a guiar en el camino adecuado, tú solo encárgate de vivirla que luego llega un virus y te la desbarata sin que te des cuenta 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: